Tarima tratada autoclave

Si lo que está buscando son tarimas de exterior pero no sabe que opción elegir, en Maderas Castellar disponemos de la mejor marca de tarima tratada autoclave, Chanfora. Se trata de una tarima de doble hembra, en madera de pino rojo, de 95 mm de ancho x 22 mm de grueso. Sus bordes son redondeados, al objeto de favorecer la evacuación del agua y evitar aristas vivas que puedan ocasionar cortes o lesiones en el pie descalzo. El modelo 560 presenta un acabado ondulado o antideslizante. El modelo 561 es liso.

Tarima exterior

Tratamiento Protector: Chanfora es una tarima de exterior con protección frente a Clase de Riesgo 4 (maderas en contacto permanente con el suelo o el agua dulce). Las tarimas se protegen frente a la acción de hongos e insectos xilófagos, mediante un tratamiento en autoclave, con un protector libre de Cromo y Arsénico. Frente a los protectores tradicionales con sales CCA, cuyo uso ya está prohibido, este protector libre de Cromo y Arsénico, con igual eficacia protectora, es mucho menos agresivo frente a la salud, seguridad y medio ambiente, como se ha acreditado en ensayos toxicológicos. El producto está inscrito en el Registro de Plaguicidas del Ministerio de Sanidad con el Nº 01-80-02309. Contiene cobre-HDO que le confiere a la madera una coloración verde.

Para garantizar su total penetración en el interior de la madera, primero se la somete a un vacío inicial de unos 750 milibares, para, después de una inmersión prolongada en el producto protector, someterla a una presión adicional de 15 bares durante un tiempo determinado. Finalmente, el líquido excedente se le extrae mediante un vacío final de unos 750 milibares. Una vez fijado el producto protector a la madera, es resistente a la intemperie.

tarima tratada autoclave

tarima exterior

tarima de madera en una piscina

La retención recomendada por el fabricante del producto, para la clase de riesgo 4, es de 14 kg/m3 de madera tratada, y de 15 kg/m3 si se incluye protección frente a termitas. La retención conseguida mediante el proceso descrito, supera los 15 Kg de sales por metro cúbico de madera tratada.

La eficacia del tratamiento está garantizada por el Sello de Calidad AITIM de madera tratada.

Sistema de fijación oculto y seguro: Chanfora se coloca sobre rastreles que han sido igualmente tratados. La sujeción al rastrel se realiza mediante grapas de acero inoxidable, con agujero en su parte inferior que permite fijar la grapa al rastrel mediante tornillo. La separación entre tarimas, una vez colocada la grapa, es de 5 mm. Permitiendo la dilatación o movimientos propios de la madera y con una estética uniforme. Por otro lado al ir la grapa oculta se aumenta la seguridad del usuario en lo que se refiere a posibles rozaduras.

Este sistema de sujeción prolonga la vida del producto porque la madera no sufre ningún tipo de desperfecto al ser colocada ya que no es clavada ni atornillada directamente.

Una tarima para todo tipo de espacios.

Ventajas: La Tarima de IPE viene machihembrada en TESTA para su mayor aprovechamiento y menor desperdicio. Es de muy fácil colocación.