Vigas laminadas

Una tendencia en auge por la que cada vez apuestan más personas. Las vigas laminadas son un valioso material de gran rendimiento gracias a sus variadas posibilidades de aplicación y a sus excelentes propiedades. Pueden integrarse de manera ideal en la configuración del espacio y resultan particularmente atractivas.

Vigas madera laminada: ¿qué es?

En general, la madera laminada es una tendencia al alza en cuanto al ámbito de la construcción y la decoración. Y es que es una nueva manera de usar la madera, ya sea como complemento (madera tratada con un porcentaje de madera maciza) o sustituyendo a la madera maciza. Es el resultado de la unión de láminas o tablas a partir de sus extremos, caras y cantos con las fibras, en la misma dirección para conformar un elemento de una sola unidad en su estructura. También puede ser contraminada (fibras alternas en cruz) y para fabricar este tipo de productos suelen usarse especies de coníferas como, por ejemplo, el abeto o el pino.

A la pregunta de si es mejor la madera laminada o la madera maciza, debemos decir que cada una tiene sus propias ventajas y, por consiguiente, sus propios inconvenientes también. Por lo tanto, debemos definir su aplicación, objetivos, condiciones de construcción y demás aspectos para concretar cuál es la mejor elección según qué caso. Por ejemplo, estas vigas laminadas son muy utilizadas en postes, cubiertas, porches, tejados, puertas y también en tarimas, entre otras aplicaciones.

Propiedades de las vigas laminadas

Debido al tratamiento al que son sometidas, las vigas laminadas tienen propiedades mucho mejores que las vigas de madera maciza (también sus desventajas, dependiendo del objetivo de su instalación compensará poner una u otra). No se tuercen con el tiempo y la tendencia a formar grietas se minimiza.

En consecuencia, las vigas laminadas, sobre todo las vigas de madera para techos, son ideales para elementos constructivos a la vista y las bases para una construcción impermeable y con estabilidad de forma. Estas son, concretamente, las características de este producto:

viga laminada de madera de abeto

Alta tecnología

Una viga laminada es un elemento ideal para la construcción en madera que se fabrican a partir de tablones de abeto secados técnicamente, a los que se les recorta los defectos que disminuyen la estabilidad y los defectos ópticos tales como nudos, grandes bolsas de resina y crecimientos hacia adentro de la corteza. Eliminando los puntos débiles y superponiendo capas se obtiene el producto de alta tecnología vigas laminadas.

Gran estabilidad de forma

La madera normal se va secando paulatinamente tras ser incorporada a la construcción. Se tuerce, deforma y contrae. Por ejemplo, una viga de madera maciza de 24 cm de altura, con un secado natural de 30% a 10% de la humedad de la madera, se contrae entre 10 y 20 milímetros. Se pueden formar en consecuencia grandes grietas en la madera. Por eso, utilizar madera húmeda es la causa más frecuente de que al secarse penetre agua por las paredes exteriores y se produzcan daños de humedad.

Para la fabricación de vigas de madera laminada, las láminas se secan técnicamente antes del encolado hasta que tienen una humedad de madera del 10% y luego se las cepilla. Una vez listas, las vigas laminadas tienen ya una humedad de madera aproximadamente igual a la humedad de equilibrio cuando están colocadas.

Grandes dimensiones y secciones transversales más delgadas

Las vigas laminadas tienen una mayor resistencia y rigidez que la madera de construcción normal. Se pueden fabricar con largos de hasta 18 m y dimensiones de hasta 240 x 1.240 milímetros. Esto permite crear sistemas de estructuras portantes con grandes aberturas sin apoyos usando al mismo tiempo elementos constructivos más delgados.

Alta calidad de superficie

Cepilladas y biseladas en todas las caras, las vigas laminadas tienen una superficie lisa muy atractiva.

Atractivas posibilidades de diseño de espacios

Las ventajas técnicas indicadas también tienen beneficios desde el punto de vista arquitectónico y de diseño. Las vigas laminadas armonizan excelentemente con otros materiales, como piedra natural, hormigón, acero o cristal. Adicionalmente se pueden tratar con colores, ceras y barnices para crear otros acentos visuales de diseño.

Fácil de trabajar

Un material de alta calidad tiene también la ventaja de que puede trabajarse con rapidez.

Madera natural y sin conservantes químicos de madera en el interior 

Los hongos, tan dañinos para la madera, necesitan humedad para desarrollarse. Esta humedad puede darse por descartada cuando las vigas laminadas se colocan correctamente bajo techo y en el interior. En consecuencia, según la Norma DIN 68800 Sección 3, se puede prescindir en casi todos los casos de conservantes químicos de madera.

Excelentes propiedades biológicas

Las vigas laminadas son un producto natural con extraordinarias propiedades biológicas que tienen un efecto muy positivo en el clima del ambiente.

¿Por qué apostar por nosotros?

Somos especialistas en vigas laminadas y otros productos realizados en la mejor madera. Tableros, tarimas, parquets… Maderas Castellar cuenta con un equipo de profesionales que acumulan una amplia experiencia a sus espaldas realizando este tipo de trabajos y actualizándose a los nuevos tiempos a través de técnicas y herramientas vanguardistas, lo que les permite un trabajo más rápido y eficaz. Con nosotros, el cliente se asegura buenos precios,

Contamos con distintas medidas para estas vigas de madera laminada siendo las de 120 y 200 mm de longitud algunas de las más solicitadas. ¿Necesita contactar con nosotros para saber más sobre nuestro servicio y ver todo lo que podemos ofrecerle? ¿Necesita un presupuesto a medida? Se lo ofrecemos gratuitamente y sin compromiso. En cuanto al precio de una viga de madera en Maderas Castellar ofrecemos una excelente calidad-precio. Póngase en contacto con nosotros y diseñaremos para usted un presupuesto personalizado sin compromiso alguno.