Descubre cómo hacer una jardinera de madera para tu hogar

La jardinería en general, está adquiriendo una gran importancia a la hora de decorar los rincones de nuestro hogar o bien, a la hora de mantener nuestros balcones, terrazas y jardines más atractivos. Afortunadamente, en el mercado encontramos multitud de diseños en macetas y jardineras para así, otorgar un aspecto más bonito a nuestras plantas. Sin embargo, recientemente está creciendo el hecho de utilizar jardineras de madera para aguardarlas y en este artículo destacaremos sus características.

Las ventajas de contar con una jardinera de madera

Si escogemos una jardinera de este material, tendremos la oportunidad de ordenar nuestras plantas favoritas para que así, estén algunas plantas o macetas juntas para ver el espacio más ordenado. La jardinera de madera tiene la capacidad de adaptarse a cualquier entorno y esquina, teniendo en cuenta tus necesidades. Asimismo, al estar realizada en madera, es realmente versátil a la hora de poder pintarla en cualquier color y además, no se pudrirá.

¿Cómo hacer una jardinera de madera?

Hacer bricolaje, tal vez no sea el fuerte de todos. Sin embargo, para realizar esta maceta, basta con leer las siguientes instrucciones para así disfrutar de ella. En cuanto a los materiales que necesitaremos, serán los siguientes: madera tratada a presión (de 5 cm x 5 cm) , en longitudes: 9 x 1 m, 7 x 60 cm, 23 x 40 cm, 1 x 45 cm, losetas de madera (15 cm x 1 cm, 3,45 m de longitudÇ). Por otra parte, será útil disponer de sierra, taladradora, un nivel, una broca de madera de 3 mm, destornillador, lápiz, cinta métrica y tornillos. Las ganas por hacerla también cuentan, así que no te olvides de ellas.

En cuanto a los pasos a seguir, son los siguientes: En primer lugar, marca y corta las piezas de madera con las longitudes exactas, cortando los extremos cuadrados para un acabado más suave. Con la broca, realiza un orificio a 2,5 cm del extremo de cada madera para poder colocar los tornillos. En este caso, el diseño de la jardinera será en “L”, con una jardinera central que sobresaldrá. Así, tendrás que diseñar dos longitudes de 100 cm, 60 cm y 40 cm para conseguir el marco. Mueve un extremo a cada longitud hasta el siguiente con los agujeros hechos en el costado. Verifica los ángulos con el nivel antes de fijar el marco con tornillos de 7,5 cm.

A continuación, corta la loseta de madera apropiadamente para formar la parte inferior de la jardinera. Dispón las tablas inferiores en el marco. Pre-taladra las tablas inferiores, comprueba que el marco está nivelado y clava las losetas en el marco con tornillos de 5 cm. Ahora, le daremos la vuelta al marco para que las losetas se dispongan en el suelo y continúan la base de la jardinera.

Coloca 4 niveles más de maderas con el mismo diseño y asegúrate de que los extremos estén al ras y fija con tornillos de 7,5 cm. Ahora, en el último de los niveles deberás poner una madera de una longitud de 100 cm a través del espacio con el fin de apoyar la jardinera que estará más elevada. Para conseguir un ajuste exacto, mide la madera transversal al estar en posición a través del marca y córtala in situ.

Fija dicha madera larga a un extremo con otro tornillo de 7,5 cm desde arriba y fija el otro atornillándolo desde el exterior del marco. Ahora, toma una madera de 45 cm de longitud y alinéala con el lado adyacente para crear un rectángulo en el centro. Atornilla nivelando previamente los ángulos.

A continuación, coloca dos maderas de 40 cm en ángulo recto con la pieza de 45 cm y corta la longitud final para que se ajuste. Agrega maderas de 40 cm de longitud hasta que la jardinera elevada tenga 4 capas de profundidad. Por último, forra el interior de la jardinera con plástico fijando con clavos pequeños y haz agujeros de drenaje antes de llenarla con tierra.

Ahora ya está lista para poder decorarla a tu gusto. Coge brocha y pintura y échale imaginación hasta convertirla en una de las jardineras más vistosas. Dispón tus plantas preferidas y ¿por qué no?, tómale unas fotos artísticas para tus redes sociales.