Descubre el furor de las pajaritas hechas de madera

pajarita madera maderas castellar

El mundo de la moda es cíclico y cada vez surgen nuevos materiales y tendencias que se adueñan de nuestro armario cada una de las temporadas. Este aspecto, por fortuna trae consigo nuevas posibilidades a la hora de combinar las distintas prendas y se convierte en un hábito que en muchas ocasiones resulta divertido.

Cuando hablamos de moda, generalmente el algodón o la lana se postulan como los materiales más populares a la hora de confeccionar distintas prendas. Sin embargo, hoy os traemos un complemento realizado con madera que puede ser la gran revelación: las pajaritas de madera.

Dos habitantes de Pozuel del Campo en Teruel, son los creadores

Desde el pueblo de Pozuel del Campo en Teruel, Leticia Sanz y Carlos Fuertes han sido quienes han creado pajaritas de madera completamente hand made. Según los artistas, la idea nació tras observar un modelo de este material en la boda de unos amigos suyos, aunque siempre les había gustado trabajar con la madera puesto que siempre se le había dado bien.

Cuando Carlos acudió a un evento con una de estas pajaritas, causó verdadera sensación y las personas que se encontraban allí no dudaron en preguntarle por ella. Debido a que la reacción de las personas fue de esta forma, pensaron en crear más.

De esta forma, surgió “Rebonicas”, unas pajaritas de madera confeccionadas a mano sin ningún intermediario. Debido a que tienen una edad donde la gente se aventura a casarse, pensaron en que este complemento podría ser estrella entre sus amigos y familiares.

Innovaciones en modelos y colores

Poco a poco, han ido incorporando nuevos tamaños y colores para cada personalidad. Así, existen modelos más clásicos en azul o rojo, mientras que también los hay con estampados. El nombre de la marca no es nada casual, puesto que es una expresión aragonesa que significa “muy guapas”, una de las expresiones más comunes de sus amigos al ver los productos.

El proceso de creación de cada una de ellas oscila entre 40 minutos y 1 hora. Se han creado dos tipos de modelos dependiendo de la madera empleada, madera más clara o más oscura. El producto final es natural y sostenible, con una caja de kraft para su distribución uy un papel de seda en el interior.

Los artistas, han declarados que han repartido cerca de 40 complementos de este tipo entre familiares y conocidos y han declarado que no desean obtener lucro con ello, porque disfrutan con el proceso y con ver cómo las personas las lucen en sus diferentes eventos.