El lado artístico de la madera

Gracias a la variedad de colores, texturas y características de la madera, es fácil encontrar la belleza en ella y la mejor forma de aprovechar sus cualidades al crear piezas de cualquier uso. Sin embargo, las características de la madera no solo la convierten en un elemento cuyo único propósito es el uso, también puede ser utilizada en la creación de joyas.

Si bien no nos referimos a las joyas literales, bien sean metales o piedras preciosas; sí se puede denominar joya al producto de este tipo de trabajo, pues su resultado es algo tan sorprendente que rara vez se deja expuesto a factores que puedan deteriorarlo, nos referimos al arte.

Bien sea en las corrientes modernas o tradicionales, básicamente el arte es la creación de formas que muestren o reflejen tanto la habilidad como los sentimientos y emociones de sus creadores. Para muchos, el arte forma parte de cada faceta de la vida humana, y el trabajo en madera no escapa de estas labores artísticas.

Bien sea a través del uso de métodos nuevos o tradicionales, la madera puede ser trabajada al punto de que, a pesar de iniciar su proceso de transformación con una forma tosca y poco atractiva; se convierta en instrumento, reliquia o adorno digno de ser cuidado y preservado.

¿Cómo surge la idea?

En muchos países estas labores son tan antiguas como las civilizaciones que se formaron en sus tierras. África es un excelente ejemplo de ello, pues en todas sus regiones, el uso de la madera para la creación de adornos, máscaras y herramientas demuestra lo práctico y adaptable del uso de la madera.

Si bien el proceso puede ser largo y complicado, sigue teniendo promotores y fanáticos en el mundo moderno. Aun grandes civilizaciones cedieron a la curiosidad que este tipo de arte suscitaba y de allí nacieron tantas hermosas obras que muchos grandes museos pueden darse el lujo de exponerlas y preservarlas.

Entre estas piezas sobresalen cabezas de animales talladas, adornos complementados con materiales valiosos, e incluso herramientas que en su momento fueron la diferencia entre una ardua labor, y una actividad más sencilla.

Si tienes la curiosidad y la dedicación como para aprender, conocer o promover este tipo de arte, encontrarás hermosos ejemplos que ayudarán a confirmar que la madera es tan buen elemento para la creación de hermosas obras como cualquier otro.