¿Cómo limpiar y mantener la madera en exterior?

Maderas de exterior

Mantener el suelo de exterior no es una tarea muy complicada si sabemos cómo conseguirlo. Para lograrlo, únicamente se necesita que el trabajo se lleve a cabo desde un primer momento para prolongar la durabilidad de la madera que hemos incluido y que con ello, no sea necesario realizar reparaciones.

El tratamiento para la madera deberá ser el adecuado

El paso de los años, implica que la madera de las terrazas pueda verse afectada. En estos casos, encontramos cómo la superficie se torna de un tono gris y se agrieta. Asimismo, es posible que se torne resbaladiza y que esté desprotegida frente w la suciedad y el crecimiento de verdín en ella. Este último aspecto, puede retener cierta humedad y que a largo plazo estropee la madera por el origen de hongos. Por lo tanto, será imprescindible contar con un tratamiento y un mantenimiento de la madera adecuado para que el suelo de la madera de exterior luzca bonito.

Mantener un sueño de madera exterior no es algo simple. Es decir, no se basa solamente en aplicar un poco de aceite de madera a la superficie, sino que lo mejor es limpiar la superficie bien antes de que se aplique cualquier tipo de producto. En caso de que este paso no se realice, lo que conseguiremos es que el aceite no penetre profundamente en la madera, creando una capa de aceite por encima de la suciedad. Este hecho, originará que el aceite aplicado se desprenda y por ende, la superficie de la madera se trate de nuevo.

A la hora de proceder a la limpieza, jamás usaremos limpiadores de alta presión, cloro o eliminados de algas. Estos métodos pueden ser perjudiciales, por lo que lo mejor es usar productos específicos para la madera de exterior sin dañar el aceite que se aplica en ella. La madera deberá estar completamente seca antes de que apliquemos el aceite, puesto que de estar húmeda evitará que el aceite penetre correctamente.

En el momento en que esté seca la superficie, aplicaremos el aceite en clima seco y sin luz solar directa. Este aceite cuenta con dos propiedades: contiene por un lado un filtro UV para proteger contra el blanqueo y la decoloración del sol, así como una consistencia especial que implique su facilidad para trabajar con él. Asimismo, gran cantidad de estos aceites ofrecen resistencia y son repelentes al agua.

En el momento en que se ha realizado desde el principio este procedimiento y se han utilizado los productos debidos, se podrá disfrutar de una terraza de madera con una superficie bien protegida y duradera, un aspecto bello y natural, una durabilidad superior y por último, una limpieza fácil y un sencillo mantenimiento.

Gracias a estos útiles consejos tendremos la posibilidad de disfrutar de nuestra zona de exterior sin problema y contemplaremos el suelo de madera como un elemento más de decoración de esta zona de nuestra casa. Un lugar perfecto para relajarse o para preparar deliciosas recetas que compartir con nuestros amigos y familiares.