La utilidad de la madera en la antigüedad

la madera en la antigüedad

La madera es un material indispensable en los tiempos que corren, formando parte de numerosos componentes de nuestro día a día. Muchas son las estructuras del hogar compuestas de este material: suelos, muebles, piezas de decoración, herramientas, obras de arte, etc. Además, otros elementos derivados como el cartón o el papel también deben considerarse como resultado de la madera.

Con el paso del tiempo, la utilidad de la madera ha ido evolucionando y, aunque no sabemos a ciencia cierta qué nuevos usos de este elemento surgirán en el futuro, lo que sí se conoce es para qué se empleaba en la antigüedad. En este artículo podrás descubrir la importancia de este elemento en el pasado.

 

La madera, material de construcción desde hace siglos

La madera ha acompañado al ser humano desde épocas prehistóricas. Ya, con el descubrimiento del fuego, este material servía como soporte para avivar las llamas. Algunas de las primeras herramientas de la prehistoria, por otra parte, estaban compuestas total o parcialmente de trozos de madera o palos, en muchas ocasiones mezclados con piedras, que se utilizaban como arma o para partir trozos de la carne conseguida.

Más adelante, las grandes civilizaciones (los griegos, los romanos…) utilizaban la madera para la construcción de las grandes ciudades. Así, aunque haya la creencia de que la piedra era la que formaba todas las estructuras griegas y romanas, realmente la madera era el sustento de muchas de las viviendas en un principio, aunque es cierto que el elevado riesgo de incendios hizo que poco a poco se fuera sustituyendo por el ladrillo y el mármol.

Ya en la Edad Media y en la Edad Moderna las habilidades adquiridas con la madera eran mucho mayores y las utilidades de ésta cambiaron por completo, siendo pieza fundamental de la arquitectura de la época. Grandes embarcaciones, revestimiento de inmensas construcciones, carruajes, muebles… Larga es la lista de aplicaciones que tenía este elemento natural, habiendo evolucionado constantemente a lo largo de los años hasta la época actual, donde sigue siendo de gran utilidad.