Las construcciones de madera, un futuro prometedor

construcciones de madera en el futuro

La madera, desde tiempos neolíticos, ha sido parte fundamental de muchas de las construcciones, bien sea total o parcialmente. Incluso antes de disponer de herramientas que permitían cortar y hacer piezas de madera a medida, se cree que ya se construían refugios y que era el material que sustentaba los diferentes hogares.

Sin embargo, a pesar de que en la mente de la mayoría de las personas las construcciones hechas a madera son cosa del pasado y algo rudimentario, lo cierto es que no solo siguen siendo actuales en muchas de las edificaciones, sino que se prevé que tengan una importancia vital en un futuro próximo, llegando a sustituir en muchas ocasiones a las obras con hormigón.

La cultura asiática es una de las grandes representantes de las edificaciones con madera, teniendo Japón la casa de madera más antigua del mundo, pero países europeos como Noruega también sirven de paradigma para manifestar la importancia de este material en el mundo de la construcción, albergando este país nórdico el edificio de madera más grande que se conoce.

Recientemente, hace pocos años, Timothée Boitouzet, un experto en el mundo de la madera, desarrolló un tratamiento que hará que ésta sustente nuevas propiedades y que revolucionará el mundo de las construcción.

 

Madera resistente y traslúcida como material del futuro para edificios

Según Timothée Boitouzet, el potencial del tratamiento que han desarrollado es realmente prometedor, llegando a declarar que la madera “será el material del siglo XXI” por encima del cemento. Este tratamiento otorgará a la madera una mayor resistencia y una capacidad traslúcida que abre nuevas puertas a la innovación. Timothée asegura que lo más importante, más allá de las propiedades estéticas que proporciona la traslucidez, es la capacidad sostenible y resistente que se consigue.

A pesar de todo, hay que dar tiempo para ver si esta idea avanza, ya que hace unos años se realizó este tratamiento para paneles con solo unos centímetros de espesor, y hay que saber si algún día puede producirse a gran escala.